De fotos y otros miedos

Hace un rato me encontré una serie de tres fotos que tu tomaste, creo que son las únicas tres donde salimos tu, Maju y yo. Las veo y solo puedo pensar en que eso jamás se va a repetir, sin importar nuestra rutina, cada día contigo era diferente y mejor al anterior, estos días solo se distinguen porque uno después de otro me muestra que siempre se me puede romper más el corazón. No se por qué o para qué sigo aquí, a veces me respondo que es para cuidar a nuestra chica, para cerrar todos los pendientes que hay, pero no hay modo de medir el miedo que me da que después de eso, aun tenga que estar aquí, sobre todo que sea mucho el tiempo de espera. Eso me da mucho más miedo, no lo que venga, sino que sea mucho lo que aun falte.